March 9, 2015

The North Face presentó en Ushuaia la revolucionaria tecnología Thermoball

The North Face y Los Cauquenes invitaron a un exclusivo grupo de periodistas a Ushuaia
para vivir un experiencia diferente: "Aventura Glaciar powered by The North Face".
La idea fue compartir una aventura extrema en el "fin del mundo" para testear la nueva y revolucionaria tecnología Thermoball,
protagonista de la colección Alto Invierno The North Face 2015.

El invierno 2015 viene con una tecnología revolucionaria en la capacidad de abrigo de las prendas: se trata de ThermoBall™.
En lo que constituye una revolución en tecnologías de aislación, es una alternativa sintética a la pluma. Desarrollada en conjunto entre The North Face™ y Primaloft®, este material (de licencia exclusiva de uso para The North Face), cuenta con compresibilidad similar a la pluma, con la diferencia de que brinda abrigo aún cuando el usuario esté mojado, o el clima muy lluvioso.

¿El punto de partida de este desarrollo? Las camperas de pluma abrigan, pero no sirven cuando la pluma se moja, porque ésta pierde sus propiedades aislantes. Por su parte, las fibras sintéticas siempre han resultado pesadas, rígidas, y ocupan mucho espacio. La solución que propone The North Face es ThermoBall™: pequeñas bolitas de calidez.

La diferencia con las fibras de aislación sintéticas tradicionales, que son continuas (lo que las hace más pesadas y rígidas), es que en este caso, las fibras son pequeñas celdas circulares muy similares a las de la pluma. Atrapan el calor en pequeños ¨bolsillos¨ de aire, y así mantienen la capacidad aislante.

La demanda provino originalmente de Conrad Anker, montañista de fama mundial, y del resto del equipo de alpinistas de The North Face, cuando en 2008 debieron abortar su expedición al Monte Meru en Himalaya. ¨Pasamos 2 años desarrollando productos que nos permitieran alcanzar la cima en el próximo intento. ThermoBall™ fue uno de ellos¨, explica Conrad.

La pluma absorbe la humedad, se aplasta y pierde el aislamiento cuando se moja. ThermoBall™ no absorbe la humedad ya que es sintético, por lo tanto tampoco se aplastará y por ende no perderá su capacidad aislante. El usuario se sentirá abrigado aún en las peores condiciones. Cuando la prenda se comprime, se extrae todo el aire, y entra en un bolsillo de la misma prenda.

La tecnología ThermoBall™ está diseñada para que la sensación que produce sea similar a la pluma (suave y confortable, adaptable al cuerpo, no rígida). Se compara también a la pluma en peso y compresión. Su promedio de peso es un 15% más bajo que el mejor aislante sintético.


using allyou.net